Debut agridulce en el Nuevo Mirador

“El Algeciras Cf desaprovecha una renta de dos goles tras el descanso y acaba pidiendo la hora contra el F.C. Andorra”

Se auguraba un feliz estreno de la Primera RFEF en el nuevo Mirador tras los primeros cuarenta y cinco minutos del equipo que dirige Iván Ania contra el de los pupilos de Éder Sarabia.

El Algeciras tuvo un inicio de partido fulgurante con un ritmo trepidante contraataques a una velocidad vertiginosa y con un ritmo impropio de equipos que aun no están al cien por cien por lo prematuro del inicio de la categoría.

Iván Ania cambiaba el dibujo con respecto al 11 que sacó a la palestra en el Johan Cruyff, le dio el lateral derecho a Alcázar que ganó cobertura en defensa con respecto al pasado Sábado en San Joan Despí. Disponía el de   defensa con Iván Crespo en al portería,  Peris, el ya mencionado Álvaro Alcázar, y Figueras y Robin Lafargue en el centro de la zaga, las bandas con Tomás por la izquierda y Almenara por derecha y Alvarito Romero, Iván Turrillo Pepe Mena en el centro del campo dejando a Roni en punto, gran jugador este que en cuanto le acompañe la suerte va a hartarse de tocar pelo.

Como he comentado anteriormente el equipo algecirista empezó imprimiendo mucho ritmo y velocidad que le pasó factura en la segunda parta ante una Andorra que esperaba su oportunidad y no desesperaba como se demostró en la segunda mitad. Muy pronto sin apenas cumplirse el primer minuto de juego llegó la primera oportunidad del Algeciras y ya en el minuto 4 de partido una falta botada por Tomás (que buenas tardes nos va a dar este algecireño) entro en al meta defendida por Nico Ratti. El Algeciras seguía con su ritmo frenético y a punto estuvo Roni de hacer el dos a cero que finalmente no subió al marcador. Pasaban los minutos y la intermitencia en el dominio de juego se intercalaba entre llegadas rojiblancas y el quipo visitante que hoy vestía de un amarillo “fosforito” muy llamativo. Tras varias llegadas del equipo de Algeciras una ocasión que tiene el central francés Robin Lafargue y a la siguiente internada por la banda de Tomás cuyo centro remata perfectamente el también algecireño Gonzalo Almenara, el éxtasis se siente en el Nuevo Mirador ante una hinchada entregada desde los prolegómenos del partido. Sin más y tras un acoso del equipo propiedad del jugador del Barcelona Gerard Piqué suena el silbado del trencilla madrileño que indica el final de los primeros cuarenta y cinco minutos.

Estadio Nuevo Mirador. Algeciras CF - Andorra CF

Después de la fiesta que se estaba viviendo en las gradas del templo algecireño, iniciada la segunda parte el Andorra empezó a seguir tocando desde atrás una y otra vez la pelota sin desesperarse y dejando al Algeciras muy agazapado atrás. Eran muy tímidas las llegadas del Algeciras. Sin embargo el Andorra aunque no llegaba mantenía el control del balón y el dominio del territorio y asfixiaba al equipo de Iván Ania. Pronto movió el banquillo Éder Sarabia sacando a Fernández y metiendo a David Martin y haciendo lo mismo con Iván Gil para dar entrada a Héctor. Precisamente es éste, el dorsal número 7 del Andorra el que anota un golazo que sirve para acortar las distancias en el marcador y meter el miedo en el cuerpo de toda la grada del equipo de La Menacha. Después del gol de Héctor Álvaro Romero se va del terreno de juego para dar entrada a Alberto Villapalos y reforzar el medio campo del Algeciras que tanto estaba sufriendo por aquel entonces.  lo mejor del Algeciras en la segunda parte podemos reseñar a Álvaro Alcázar, potente y sin fisuras en el lateral derecho. El Algeciras seguía moviendo el banquillo para intentar frenar el control que el FC Andorra estaba ejerciendo sobre el Algeciras para ello se retiraban Roni para dar entrada a Víctor López y también entrada el canterano Leiva en el terreno de juego. Del mismo modo Sarabia daba entrada a Rubén Enri por Riverola y a Bover por Altamira.

El Algeciras intentaba en contras aisladas contrarrestar el agobio andorrano y para ello más cambios con las entradas de Borja Fernández y Pelayo Morilla por Pepe Mena e Iván Turrillo que se llevó una atronadora ovación del respetable. En las postrimerías del partido empatada el Andorra por mediación de Rubén Enri en lo que era la crónica de una muerte anuncia de un Algeciras que salió a comerse a Andorra pero al que le faltó fuelle al final del partido. Fin del primer capítulo en casa de esta ilusionante temporada en esta nueva categoría y como siempre comentar el empuje que da esta incansable afición que no ha parado de animar a sus pupilos en los más de noventa minutos de este partido. Próxima parada…Cornellá.

Crónica por: Juanma Torres